MANEJO DEL DOLOR

Manejo intervencionista del dolor

 

Visión general

 

El manejo intervencionista del dolor ofrece una gama de procedimientos diseñados para ayudar a los pacientes con dolor crónico o agudo. Nuestros procedimientos son realizados por médicos certificados por junta médica y médicos expertos en dolor, de una manera mínimamente invasiva.

 

Ofrecemos una serie de procedimientos, todos los cuales trabajan de diferentes maneras y pueden ser usados como parte de un enfoque multidisciplinario junto a otras técnicas de manejo del dolor como la fisioterapia, la acupuntura, la quiropráctica y el tratamiento de descompresión espinal.

 

Las condiciones comunes que pueden beneficiarse con el manejo intervencionista del dolor son el dolor de cuello, dolor de espalda, los dolores de cabeza crónicos y los fuertes dolores musculares que no se pueden aliviar solo con medicación. Usted puede encontrar más información acerca de cómo estas técnicas podrían beneficiarlo leyendo las opciones de tratamiento a continuación.

 

¿Cuáles son las opciones de manejo intervencionista del dolor?

 

INYECCIONES EPIDURALES DE ESTEROIDES

 

Una inyección epidural de esteroides es un procedimiento administrado del dolor causado por el estrechamiento del paso del nervio. Un nervio presionado puede desencadenar una respuesta inflamatoria que causa un dolor agudo que se dispara hacia la zona afectada. Si esto ocurre en el cuello es llamado radiculopatía. En la zona lumbar se llama ciática.

 

El estrechamiento del paso del nervio puede ser un síntoma de muchas enfermedades, incluyendo hernias de disco, quistes de articulaciones, espolones óseos o inusual alineación de las vértebras. Una inyección epidural de esteroides funciona aliviando el dolor con medicación antiinflamatoria a la zona afectada, proporcionando una mejora inmediata.

 

¿Para qué sirve?

 

Las inyecciones epidurales de esteroides pueden ser un tratamiento eficaz para las siguientes enfermedades:

 

  • Estenosis Espinal
  • Ciática o radiculopatía
  • Hernia de disco cervical o lumbar
  • Enfermedad degenerativa del disco
  • Dolor en el brazo/hombro
  • Dolor de cuello

 

¿En qué consiste el procedimiento?

 

Durante el procedimiento, se le pedirá que se acueste boca arriba con un cojín debajo de su abdomen para aumentar la flexión de la columna lumbar. Esto permitirá más espacio para la inserción de la aguja.

En primer lugar, se aplica anestesia local para adormecer la piel. Luego los rayos X se utilizan para dirigir la aguja en el área, y un medio de contraste se inyecta para mayor claridad. El lugar exacto de la inyección epidural de esteroides depende de lo que se esté tratando.

 

A continuación se inyecta la medicación, con el esteroide teniendo un papel activo en la reducción de la inflamación en la raíz del nervio.

 

El procedimiento no toma mucho tiempo, y cuando se retira la aguja, se aplica un pequeño vendaje en el lugar para prevenir la infección. Se lo controlará después del procedimiento para asegurar que se sienta bien, y que pueda volver a casa.

Los efectos del procedimiento no son inmediatos, y pueden tomar varios días en sentirse.

 

¿Cuáles son los beneficios?

 

Al menos un 70% de los pacientes con dolor que reciben la inyección epidural de esteroides experimentó un alivio notable del dolor. Una intervención como esta mejora significativamente la salud mental de una persona, especialmente cuando vive con una enfermedad crónica de larga data difícil de manejar.

 

Aunque los esteroides no alteran o curan la enfermedad subyacente, pueden interrumpir el ciclo de dolor y la inflamación. Esto entonces le da al cuerpo la libertad para compensar la condición. Romper este ciclo puede conducir a beneficios a largo plazo para los pacientes con dolor crónico.

 

 

BLOQUEO DEL NERVIO OCCIPITAL

 

Un bloqueo del nervio óptico es un tratamiento del manejo intervencionista del dolor principalmente para los pacientes con cefalea. Es una inyección a base de esteroides que se administra para el tratamiento de los nervios craneales, situados en la parte posterior de la cabeza y en la parte superior del cuello.

 

El bloqueo del nervio occipital funciona disminuyendo la amplificación del dolor y los mensajes sensoriales en el núcleo trigemonal. Esto a su vez reduce los síntomas de las migrañas y dolores de cabeza.

 

¿Para qué sirve?

 

Los bloqueos de nervios occipitales se pueden utilizar para tratar las siguientes condiciones:

 

  • Cefaleas en racimo
  • Migrañas crónicas
  • Cefaleas tensionales
  • Dolores de cabeza de origen cervical
  • Inflamación del nervio occipital
  • Neuralgia occipital

 

¿En qué consiste el procedimiento?

 

Este es un procedimiento muy rápido y sin dolor que puede realizarse sin necesidad de ingreso hospitalario o sedación. Tras una consulta con uno de nuestros profesionales, se inyecta un anestésico local en el lugar para adormecer la zona. Luego una aguja que contiene esteroides y anestesia se inyecta en los nervios occipitales. El sitio se cubre luego con un pequeño vendaje y se controlará durante unos 20-30 minutos antes de irse a casa. Puede sentir que la parte de atrás de la cabeza está un poco sensible después del procedimiento. Cualquier alivio inmediato del dolor será luego de la anestesia, y el alivio del dolor más duradero será notable dentro de los 5 días. En función de cómo responda al tratamiento, podrá tomar citas adicionales para seguir el tratamiento más adelante.

 

¿Cuáles son los beneficios?

 

Los dolores de cabeza pueden interferir con la vida diaria, y quien los padece puede tener problemas para socializar, trabajar o funcionar normalmente.

 

Los ensayos clínicos han demostrado que alrededor del 75% de los pacientes con cefalea han informado de resultados positivos del bloqueo del nervio occipital. Los resultados pueden variar de un paciente a otro, pero normalmente duran 2-3 meses, y a veces repetir el tratamiento es necesario para los casos de cefalea crónica.

 

Llámenos ahora para saber más sobre el tratamiento del bloqueo del nervio occipital para sus dolores de cabeza o migraña.

 

INYECCIONES EN LAS ARTICULACIONES

 

Las inyecciones en las articulaciones son un tratamiento diseñado para atacar los problemas en las articulaciones del cuerpo como la rodilla, codo, tobillo o cadera. Con frecuencia se experimenta dolor en las articulaciones de gente con artritis, pero también puede ocurrir después de un accidente o lesión.

 

Según el Centre of Disease Control and Prevention, 1 de cada 2 personas desarrollan síntomas de osteoartritis en la rodilla a los 85 años y aproximadamente el 23% de los estadounidenses viven con algún tipo de artritis.

El dolor en las articulaciones puede ser debilitante, y puede tener un impacto significativo en la vida diaria.

 

El tipo de inyección en la articulación que recibirá depende por completo de la articulación inflamada. Las opciones pueden incluir la terapia de plasma rico en plaquetas, una inyección de corticosteroides o una inyección de ácido hialurónico. Las inyecciones en las articulaciones son una buena opción para los pacientes que no encuentran alivio con los medicamentos o la fisioterapia.

 

¿Para qué sirve?

 

Las inyecciones en las articulaciones pueden ser utilizadas para tratar las siguientes condiciones:

 

  • Osteoartritis
  • Artritis reumatoide
  • Gota
  • Artritis
  • Artrosis
  • Epicondilitis
  • Dedo índice
  • Quistes de ganglio de la muñeca
  • Síndrome del túnel tarsiano

 

¿En qué consiste el procedimiento?

 

Este procedimiento ambulatorio simple es muy rápido y sencillo. No requiere sedación o ingreso en el hospital. Su médico Phoenix de manejo del dolor le aplicará un anestésico local en la zona antes de la inserción de la aguja en la articulación con medicación.

 

A menudo, al aparato de rayos X se utiliza para ayudar al médico a localizar el punto exacto que requiere tratamiento. Después del procedimiento, se coloca un vendaje en el sitio y podrá volver a casa. Su médico puede solicitarle que permanezca después del procedimiento media hora para asegurar que se sienta bien.

 

Se recomienda descansar durante el resto del día en casa y evitar conducir. Dependiendo de su condición, podrá requerir inyecciones adicionales en el futuro.

 

Cuáles son los beneficios?

 

La mayoría de los pacientes con una inyección en la articulación tienen un alivio del dolor significativo y una mejora en la movilidad. La tasa de éxito de las inyecciones de ácido hialurónico para el tratamiento de la osteoartritis de la rodilla es de 75%, y las inyecciones de PRP también están mostrando resultados exitosos en muchos pacientes con dolor. Los tratamientos son de bajo riesgo y se pueden realizar rápida y eficientemente, haciendo de ésta una opción popular entre las personas con problemas comunes en las articulaciones.

 

Si desea saber más acerca de cómo las inyecciones de las articulaciones pueden beneficiarlo, llámenos ahora.

 

 

ABLACIÓN POR RADIOFRECUENCIA

 

Un procedimiento efectivo de manejo intervencionista del dolor es la ablación por radiofrecuencia. Esta es la aplicación de energía electromagnética térmica para reducir el dolor en el cuerpo.

Las terminaciones nerviosas que transmiten dolor son específicamente alcanzadas ya que cuando se calientan, las terminaciones se inhiben. Como resultado, los niveles generales de dolor de una persona disminuyen significativamente.

 

Este procedimiento tiene una tasa de éxito relativamente a largo plazo y es adecuado para personas que tienen problemas de dolor crónico de larga data que no cambiaron con la medicación u otras formas de fisioterapia.

 

El principal uso de la ablación por radiofrecuencia es tratar el dolor que ocurre en las articulaciones facetarias lumbares. Estas articulaciones (que se pueden encontrar dentro de la columna vertebral) contienen una red de nervios que envían señales al cerebro cuando hay inflamación o daño dentro de la zona. En los casos en que los pacientes experimentan dolor persistente y constante, la interrupción de esta red puede ayudar a proporcionar alivio del dolor en general. La investigación ha indicado que el 45% de dolor de espalda persistente es causado por las articulaciones facetarias de la columna vertebral.

 

¿Para qué sirve?

 

La ablación por radiofrecuencia puede ser utilizada para tratar las siguientes condiciones:

 

  • Latigazo cervical
  • Dolor pélvico
  • Dolor abdominal
  • Artritis facetaria lumbar
  • Artritis facetaria torácica
  • Síndrome de dolor regional complejo
  • Artritis facetaria cervical
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de espalda

 

¿En qué consiste el procedimiento?

 

La ablación por radiofrecuencia se realiza de forma ambulatoria y no requiere ingreso hospitalario. Se aconseja no comer durante seis horas antes de la cita.

 

Después de una consulta con el médico, se le puede dar la opción de recibir una anestesia local o una combinación de anestesia y un sedante suave. Algunas personas prefieren algún tipo de sedación durante este procedimiento sobre todo si son claustrofóbicos. Depende de usted y de su médico en cuanto a la opción que usted escoja.

 

Se le pedirá que se acuesta boca arriba. Después de que se inyecta anestesia en la zona, una máquina de rayos X ayudará al médico a asegurar que la aguja y el micro-electrodo se coloquen en la parte correcta del cuerpo. Su médico va a estar algún tiempo hasta asegurarse de haber localizado los nervios correctos antes de que comience el procedimiento. Se realizará una prueba para asegurar que los nervios motores no sean alcanzados. Un agente anestésico se utiliza primero para reducir cualquier molestia por adelantado.

 

A continuación, una corriente de alta frecuencia que genera calor se transmite a los nervios. A veces se inyectan corticosteroides también si hay alguna inflamación detectada.

Si bien este procedimiento es relativamente sin dolor, debe avisarle a su médico si siente alguna molestia para que la colocación de la aguja sea alterada.

 

Después del procedimiento, se aplica un vendaje y se lo controlará por un corto tiempo para asegurarse de que se siente bien. Se recomienda que otra persona lo lleve a casa, y de que evite tomar un baño o nadar durante al menos 24 horas. Los efectos del procedimiento se sentirán bastante rápido, pero si el tratamiento no funcionó en todo su potencial será repetido después de dos o tres semanas.

 

Los nervios se regeneran después de un período de por lo general entre seis y dieciocho meses después de los daños causados por el tratamiento. Sin embargo esto no significa necesariamente que no vuelva a aparecer el dolor de la misma manera que antes.

 

¿Cuáles son los beneficios?

 

El principal beneficio de la ablación por radiofrecuencia es de alivio del dolor de medio a largo plazo para los problemas de dolor crónico. El alivio dura más que en los tratamientos con esteroides.

 

Aproximadamente el 70% de los pacientes que utiliza este tratamiento experimenta un nivel mejorado de dolor aunque esto depende de la condición particular que está siendo tratada. Para el dolor de cuello en concreto, la tasa de mejora es más del 50% y si usted tiene latigazo cervical, este tratamiento puede prevenir que el dolor se vuelva crónico.

 

Usted notará un mayor rango de movimiento en los días posteriores al tratamiento, así como una mejor visión de la vida debido a un dolor mínimo (o eliminado).

Como se trata de un procedimiento mínimamente invasivo, usted debería poder volver a trabajar al día siguiente con los niveles de confort muy mejorados.

 

Para saber más acerca de cómo la ablación por radiofrecuencia puede ayudar, llámenos ahora.

 

IMPLANTES ESTIMULANTES DE LA MÉDULA ESPINAL

 

Un implante estimulador de la médula espinal tiene dos partes – la batería, unida a los tejidos blandos subcutáneos alrededor de la región del abdomen o las nalgas, y el cable que va por el canal espinal. El cable está conectado a la paleta guiada que tiene diodos para dar impulsos eléctricos. La batería se carga a través de una correa que se puede llevar a la cama cada par de noches.

El dispositivo funciona mediante la emisión de pulsos que cambian la forma en que el cerebro recibe la señal de dolor. Se considera un último recurso en casos en los que otros tratamientos de manejo del dolor han fallado. Por lo tanto, es una opción para las personas que han tenido cirugías que no resultaron en el pasado, pero siguen teniendo dolor crónico.

 

¿Para qué sirve?

 

Los implantes estimuladores de médula espinal son para condiciones que no pueden ser tratadas por otros medios como fisioterapia, cirugía o medicamentos para el dolor.

Las condiciones pueden incluir:

 

  • Síndrome de cirugía fallida de espalda
  • Neuropatía periférica
  • Síndrome post laminectomía
  • Dolor pélvico crónico
  • Neuropatía diabética
  • Dolor abdominal crónico
  • Dolor testicular crónico
  • RSD
  • Coccigodinia

 

¿En qué consiste el procedimiento?

 

El primer paso para tener un implante estimulador de médula espinal equipado es participar en un ‘ensayo de prueba’. Se inserta un implante de prueba durante la visita ambulatoria. Esto implica un cierto nivel de sedación, pero no estará completamente dormido, ya que puede que tenga que seguir algunas instrucciones de menor importancia durante el procedimiento.

 

Se realiza una pequeña incisión y se inserta un catéter en el canal espinal. A continuación se le preguntará si la corriente de estimulación eléctrica lo está aliviando. El implante será ‘programado’ en esta etapa para asegurar que todos sus niveles de dolor son alcanzados. A continuación, se deja el implante en su lugar y se coloca un vendaje sobre la zona. Su médico lo enviará a casa, y después de 5-7 días se quitará el implante.

 

En esta etapa, tendrá una conversación con su médico donde usted podrá contarle su experiencia con el uso del implante.

Si ambos deciden que el implante vale la pena y ha disminuido sus niveles de dolor en más de un 50%, se le efectuará un implante más permanente.

 

El siguiente procedimiento implica anestesia general, y usted no será consciente de lo que está sucediendo. Esto es porque la paleta guiada utilizada en el segundo procedimiento es un poco más grande, y a veces una pequeña cantidad de hueso debe eliminarse de la columna vertebral para crear el ajuste perfecto.

 

Una vez que el implante está en su lugar, el cable es empujado a través del tejido blando hasta que se une a la batería que se ha instalado en el abdomen o las nalgas. El posicionamiento de la batería es importante para asegurarse de que no se sentará o frotará sobre ella con demasiada frecuencia.

 

Luego se lo despertará y supervisará por un corto tiempo antes de que quien esté con usted decida que ya está bien para ir a casa. En la mayoría de los casos usted se irá a casa el mismo día y podrá funcionar normalmente al día siguiente.

 

¿ Cuáles son los beneficios?

 

Los implantes estimuladores de médula espinal tienen un gran beneficio para las personas que han intentado todo y no han tenido ninguna mejora en los niveles de dolor. Por lo general, el 50%-60% de los pacientes obtienen un alivio del dolor significativo (se considera una reducción del dolor del 50% o más). Ha habido algunos resultados de implantes estimuladores de médula espinal eficaces en un 80% de los casos de dolor pélvico, y con la tecnología siempre mejorando, se espera que los resultados mejoren con el tiempo.

 

El objetivo final de este tratamiento es lograr una mejor calidad de vida, con una mayor capacidad para participar en actividades diarias.

Lo que hace que este tratamiento sea diferente a muchas otras formas de tratamiento de manejo intervencionista del dolor es que lo puede probar para ver si funciona o no. Esto le da la libertad para decidir si vale la pena someterse a un procedimiento quirúrgico para tener un implante permanente equipado.

Si desea saber más acerca de los implantes estimuladores de médula espinal, llámenos ahora.

 

INYECCIONES DE BOTOX PARA MIGRAÑAS

 

Si bien el Botox se asocia generalmente con la dermatología cosmética para suavizar las arrugas, también es un tratamiento eficaz para las personas que sufren de migrañas crónicas.

 

Fue descubierto por primera vez en la década de 1990 que el Botox reducía los síntomas de dolor de cabeza cuando los pacientes lo usaban por otras razones médicas. Tras este descubrimiento, se otorgó la licencia a la droga para utilizar en casos de dolor de cabeza o migraña crónica.

 

Funciona mediante la liberación de la ‘toxina botulínica’ química en la cara o en los músculos de la frente. Esto entonces ‘congela’ los músculos, inhibiendo el dolor al reducir la expresión de ciertas vías que contienen nervios en el sistema trigeminovascular. Los

dolores de cabeza crónicos son considerados dolores de cabeza que ocurren más de 15 veces en un mes. Si esto es algo que usted padece, este sencillo procedimiento ambulatorio podría ser para usted.

 

¿Para qué sirve?

 

El Botox se puede utilizar para una amplia gama de procedimientos médicos y cosméticos, pero en este caso es adecuado para pacientes con cefalea o migraña crónica.

 

¿En qué consiste el procedimiento?

 

Una sesión de Botox dura unos treinta minutos. No requiere sedación ni alivio del dolor y no duele relativamente. Se trata de una pequeña aguja que se inyecta en la piel hasta que llega al músculo, que luego empuja la toxina en la zona. Es probable que su médico trabaje en varias partes de su cabeza y cara, incluyendo su frente, las sienes, puente de la nariz y la parte posterior de su cabeza.

 

Usted podrá volver a casa enseguida, y continuar su día, como de costumbre.

Como el Botox no es permanente, usted podría tener que asistir a sesiones de seguimiento cada pocos meses para mantener alejados a los dolores de cabeza.

 

¿Cuáles son los beneficios?

 

Los dolores de cabeza pueden ser agobiantes y causar enfermedades como la depresión cuando no se tratan. Tener un dolor de cabeza persistente y regular interfiere con la calidad de vida diaria, la asistencia al trabajo y la socialización.

 

El Botox es un procedimiento simple y rápido que puede proporcionar un alivio para un número de meses a la vez.

Por lo general, después de 12 meses de tratamiento, el 70% de los pacientes informan una disminución del 50% o más en la regularidad de los dolores de cabeza.

 

Más aún, el Botox es muy bien tolerado, con la gran mayoría de pacientes sin (o muy pocos) efectos secundarios.

Si usted piensa que podría beneficiarse con las inyecciones de Botox para tratar sus dolores de cabeza persistentes, póngase en contacto con nosotros ahora para más información.

 

 

CIFLOPASTIA Y VERTEBROPLASTIA

 

La cifoplastia y la vertebroplastia son procedimientos similares que tratan las fracturas por compresión vertebral. Se trata de una fractura de la columna vertebral y puede ocurrir cuando hay una deficiencia de calcio por osteoporosis. El procedimiento consiste en la inyección de cemento óseo en la zona fracturada buscando estabilizar los huesos mientras se reduce al mínimo el dolor.

 

Un pequeño globo se inserta de modo de mantener los huesos en su lugar mientras se realiza la cirugía. Si bien este procedimiento se realiza bajo anestesia general, también se puede realizar de forma ambulatoria. Para obtener los mejores resultados, el procedimiento debe ser realizado dentro de las 8 semanas de la fractura.

 

¿Para qué sirve?

 

La cifoplastia y la vertebroplastia son tratamientos para las siguientes condiciones:

 

  • Fractura de compresión vertebral causada por osteoporosis
  • Fractura de compresión vertebral producida por un cáncer óseo
  • Fractura de compresión vertebral causada por un traumatismo

 

¿En qué consiste el procedimiento?

 

Debido a que este procedimiento se realiza bajo anestesia general, hay varias maneras en que usted puede prepararse con antelación. Es importante que no coma o beba después de la medianoche antes del tratamiento, y hable con su médico acerca de cualquier medicamento que esté tomando. Se trata su historia médica completa, ya que las condiciones como trastornos de la coagulación pueden tener un impacto sobre el procedimiento. Es muy aconsejable que alguien vaya a buscarlo y lo lleve a casa después del procedimiento.

 

Cuando llegue a la clínica, tendrá que firmar un formulario de consentimiento y ponerse una bata. Una enfermera le colocará en la línea IV. Se le dará un anestésico general para dormirse. Durante el procedimiento usted se colocará sobre su frente.

 

Se efectuará una incisión sobre la vértebra dañada y una aguja equipada con un pequeño globo se inserta en el hueso. El globo se infla y con la ayuda de un aparato de rayos X, la aguja encuentra el punto exacto donde se ha producido la fractura. El globo ayuda en volver al hueso a su ubicación correcta y luego un cemento se inyecta en el hueso y se deja endurecer.

 

Una vez finalizado el tratamiento, se colocará un vendaje en la zona y se le llevará a recuperación y se lo despertará. Una enfermera le dará el alta si está lo suficientemente bien, y en casa se aconseja que descanse 24 horas. Puede haber algo de dolor luego del procedimiento por lo que una bolsa de hielo se puede utilizar para aliviar este síntoma.

 

¿Cuáles son los beneficios?

 

Cuando el dolor del procedimiento disminuye, una reducción en el dolor es el principal beneficio del tratamiento. Tanto la vertebroplastia y la cifoplastia son exitosos en aproximadamente el 90% de las veces en el alivio del dolor. Cuanto antes el tratamiento se realice luego de la fractura, mejor será el resultado esperado. Tendrá mejor movilidad general y calidad de vida.

 

 

INYECCIÓN EN LA FACETA

 

Una inyección de faceta es un procedimiento mínimamente invasivo que puede hacerse de forma ambulatoria. Se utiliza para tratar el dolor de espalda y cuello. La inyección contiene dos fármacos (corticosteroide y un agente anestésico como la lidocaína) que irán a la articulación facetaria afectada que se encuentra en la columna vertebral. Los corticosteroides actúan como antiinflamatorio para que a su vez alivien el dolor causado por la faceta articular. Este es un procedimiento rápido con mínimo tiempo de inactividad.

 

¿Para qué sirve?

 

Las inyecciones en la faceta se pueden utilizar para tratar las siguientes condiciones:

 

  • Espondilolisis
  • Hernia discal
  • Ciática
  • Estenosis espinal
  • Trauma
  • Dolor de espalda
  • Dolor de cuello

 

¿En qué consiste el procedimiento?

 

Cuando llega a la clínica para el procedimiento, se le harán una serie de preguntas médicas para asegurar que su historial médico esté totalmente informado. Si está tomando anticoagulantes podría tener que dejarlos varios días antes del tratamiento.

 

No es necesaria la sedación, pero en casos especiales se puede utilizar para disminuir la ansiedad. Se pondrá boca abajo en una cama y se le administrará un anestésico local en la zona.

Con la ayuda de un equipo de rayos X, se insertará una aguja en la articulación facetaria. Es poco probable que sienta dolor, pero puede experimentar una sensación de presión.

 

La aguja inyectará luego los dos medicamentos en la articulación facetaria antes de sacarse. Se colocará un pequeño vendaje en la zona y podrá ir a casa en cuanto se sienta bien para ello.

Se recomienda encarecidamente que otra persona le lleva a casa después del procedimiento. Dentro de 7 días, verá al médico y le dirá los niveles de dolor para asegurar de que los medicamentos han funcionado. Podría hacer falta una segunda inyección si no se logró el alivio deseado del dolor.

 

¿Cuáles son los beneficios?

 

Más del 50% de los pacientes experimentan un grado variable de alivio del dolor después de una inyección de faceta. Para aquellos que reaccionan bien al tratamiento, se pueden repetir los procedimientos hasta 3 veces al año para mantener los efectos. Algunos pacientes sienten los beneficios en unos pocos días, en tanto que otros pueden tardar varias semanas para notar alguna mejoría.

Este es un procedimiento ambulatorio mínimamente invasivo de rápida administración, por lo que es conveniente y eficaz.

 

 

BLOQUEO RAMA MEDIAL

 

Un bloqueo de rama medial es un tratamiento de alivio del dolor diseñado específicamente para ayudar con el dolor artrítico. Se centra en el tratamiento de las articulaciones facetarias situadas en la columna vertebral. Aproximadamente 350 millones de estadounidenses sufren de artritis y para muchos, el manejo del dolor puede ser un desafío.

 

Cada articulación en la columna vertebral es abastecida por los nervios. Las pequeñas terminaciones nerviosas que vienen de la raíz del nervio espinal se llaman ramas mediales. Mediante el bloqueo de los nervios a través de una medicación inyectable de adormecimiento, también se bloquea o se reduce significativamente el dolor artrítico.

 

¿Para qué sirve?

 

El bloqueo de la rama medial puede beneficiar las siguientes condiciones:

 

  • El dolor de espalda causado por la artritis
  • El dolor de espalda superior o media causado por la artritis
  • El dolor referido que se origina en las facetas, pero presente en el cuello o en las nalgas

 

¿En qué consiste el procedimiento?

 

Un bloqueo de la rama medial puede administrarse en el consultorio de un médico o cualquier otro entorno ambulatorio. No hay necesidad de sedación o anestesia general.

Cuando llegue a su cita, se tomará un historial médico. A continuación, se acostará boca abajo y se aplicará anestesia en la zona a inyectar.

 

Se inyectará un contraste en la articulación para asegurar la exactitud y se podría utilizar un equipo de rayos X para asegurar que la aguja se inserte en la posición correcta. A continuación, se inyectará un medicamento para adormecer y un esteroide para que cubra los nervios mediales. El procedimiento sólo toma unos pocos minutos y no se siente ninguna molestia. Después de que su médico haya terminado, se lo observará durante unos minutos y luego podrá volver a casa.

 

¿Cuáles son los beneficios?

 

Este procedimiento rápido y sencillo es eficaz para reducir el dolor de la artritis relacionada con la faceta.

Los resultados de un bloqueo de la rama medial varían de paciente a paciente. Es bueno llevar un diario del dolor siguiendo el procedimiento para medir sus niveles de confort. Por lo general, el alivio del dolor se sentirá dentro de las 4-8 horas y también podrá continuar con sus medicamentos después del procedimiento. Se ha informado de que el paciente promedio recibe 4 meses de alivio del dolor distintivo luego de un bloqueo de rama medial.

 

INYECCIÓN EN EL PUNTO GATILLO

 

Un punto gatillo es un nudo apretado de los músculos que se produce cuando un músculo es incapaz de relajarse. Puede ser muy doloroso e incómodo, y a menudo provoca una deformidad que interfiere con la vida diaria y la calidad del sueño. Las causas de un punto gatillo pueden ser una mala postura, el latigazo cervical, el estrés emocional, falta de apoyo de la espalda, una lesión deportiva o movimientos repetitivos como hacer clic en un ratón o tocar un instrumento. Debido a que los nervios en el área quedan atrapados, los puntos gatillo también pueden causar dolor derivado en otras áreas del cuerpo.

 

Los puntos gatillo se clasifican como “activos” o “latentes”. Un dolor de punto gatillo activo produce dolor incluso en reposo. Tiende, por tanto, a ser un dolor derivado. Un punto gatillo latente no causa dolor persistente, pero debilita y daña los músculos, restringiendo el movimiento dentro de esa zona.

 

Una inyección en el punto gatillo es un tratamiento que administra varios medicamentos como anestesia local y corticoides en el punto gatillo para aliviar el dolor. A veces se utiliza Botox. Es un procedimiento mínimamente invasivo y que se realiza en forma ambulatoria.

 

¿Para qué sirve?

 

Las inyecciones en los puntos gatillo se pueden utilizar para ayudar a tratar las siguientes condiciones:

 

  • Migrañas
  • Discos herniados
  • Latigazo cervical
  • Fibromialgia
  • Osteoartritis
  • Escoliosis

 

¿En qué consiste el procedimiento?

 

Existe muy poca preparación necesaria para una inyección de punto gatillo. Se le puede pedir que se ponga una bata dependiendo de donde el punto gatillo sea. Una vez que el punto gatillo ha sido identificado por el médico, simplemente inyectará la anestesia y el esteroide.

 

Sólo se requiere una tirita sobre el lugar de la inyección y puede continuar con su día, como de costumbre. Si hay moretones, hinchazón o dolor en la zona, se puede aliviar con una bolsa de hielo. Dependiendo de lo bien que reaccione al tratamiento, se le puede aconsejar que vuelva para una posterior inyección en una fecha posterior.

 

¿Cuáles son los beneficios?

 

El principal beneficio de una inyección de punto gatillo es la disminución del dolor. El 85% de los pacientes que reciben una inyección en el punto gatillo experimentaron un mejor nivel de dolor y movilidad. También que podían hacer más actividades diarias sin tener que preocuparse por el dolor y por lo general pueden dormir mejor por la noche. Es un procedimiento rápido y mínimamente invasivo que puede ser ambulatorio sin necesidad de preparación o recuperación.