QUIROPRÁCTICA

Tratamiento quiropráctico para el dolor

 

Visión general

 

El tratamiento quiropráctico involucra la manipulación de la columna vertebral a mano para alinear adecuadamente la estructura músculo-esquelética del cuerpo. La práctica se focaliza en la conexión entre la estructura del esqueleto y la función del cuerpo como un todo.

 

Su columna vertebral está conformada por 24 vértebras y es esto lo que permite el movimiento mientras que a la vez protege el sistema nervioso central. Por esta razón el tratamiento quiropráctico comienza con la premisa de que la clave para un cuerpo sano y activo es una columna vertebral que funcione adecuadamente.

 

De los 22 millones de estadounidenses que visitan quiroprácticos anualmente, el 35% lo hace para aliviar el dolor de espalda, aunque hay muchas otras razones por las que se puede elegir este tratamiento. Muchos pacientes encuentran que funciona como una medida preventiva, disminuyendo la probabilidad de que requieran cirugía después de una lesión o accidente.

 

Se puede utilizar como tratamiento único o en combinación con otros métodos de alivio del dolor.

 

¿Para quién?

 

El tratamiento quiropráctico se utiliza comúnmente para ayudar a aliviar dolores en los músculos, articulaciones, huesos o ligamentos. Los síntomas o condiciones comunes que pueden aliviarse usando este tratamiento contra el dolor incluyen:

 

  • Dolor parte baja de la espalda
  • Dolor de pierna
  • Dolor de hombro
  • Hernias discales
  • Ciática
  • Fibromialgia
  • Molestias en las articulaciones
  • Codo de tenista
  • Hombro congelado
  • Osteoartritis
  • Latigazo cervical

 

¿En qué consiste el tratamiento?

 

Cuando se reúne con su médico por primera vez, estudiarán su historia médica completa y conocerán las razones de su visita. Esto incluirá el examen de la zona afectada.

 

 

 

Uno de nuestros quiroprácticos altamente cualificados utilizará entonces sus manos para manipular sus huesos, músculos o articulaciones, especialmente orientado al movimiento de la columna vertebral.

Nuestra práctica también ofrece el tratamiento de descompresión espinal que funciona estirando suavemente la columna vertebral. Este procedimiento alivia la presión de los discos de la columna vertebral, que son como cojines en forma de gel, haciendo que se retraigan y alivien los nervios circundantes.

 

Su médico puede recomendar el uso de una máquina TENS o de estimulación eléctrica para ayudar en la recuperación. Estos dispositivos suelen reducir los niveles de dolor en un 50% -70%.

 

Una máquina TENS es un dispositivo que transmite impulsos eléctricos con el fin de estimular los nervios y promover el alivio del dolor natural. Es un método popular y ampliamente utilizado con resultados bien documentados en tratar el dolor localizado.

La estimulación eléctrica es un procedimiento eficaz con una almohadilla que se coloca contra la piel. Una vez que las almohadillas están en su lugar, una máquina emite corrientes eléctricas en el área afectada generando una sensación agradable, bloqueando los receptores del dolor y proporcionando alivio instantáneo.

 

Usted puede estar sentado o acostado en función de su estado y preferencias. También le pueden hacer un masaje del tejido blando para proporcionar un alivio adicional del músculo.

El tratamiento quiropráctico en sí no debe ser doloroso, aunque esto puede variar dependiendo de la naturaleza de la lesión o condición. Sin embargo, si experimenta incomodidad, debe informar a su médico inmediatamente.

 

Un efecto secundario común de la manipulación espinal puede ser una sensación de explosión o de sonido dentro de sus articulaciones. Se cree que esto es causado por burbujas de gas en los fluidos que envuelven sus articulaciones y no es algo por lo que tenga que preocuparse.

Se pueden organizar citas posteriores con suaves ejercicios prescritos para practicar en casa por su cuenta.

 

Luego de su primera sesión, se puede sentir un poco cansado mientras su cuerpo se acomoda. Al cabo de unos días, debería notar una mejora en sus niveles de dolor en general.

 

¿Cuáles son los beneficios?

 

El principal beneficio de la atención quiropráctica es el alivio del dolor que ofrece. Si usted sufre de un trastorno de estrés o tensión, encontrará que su cuerpo está más relajado.

 

El dolor de espalda es a menudo drásticamente mejorado tras una o más sesiones de quiropráctica, y el American College of Physicians recomienda que la manipulación espinal es una opción de tratamiento eficaz si el dolor de espalda no mejora con los cuidados personales. Un estudio realizado por el Journal of Manipulative and Physiological Therapeutics arrojó que el 53% de los pacientes con dolor de espalda baja tuvieron niveles de dolor más manejables después de la atención quiropráctica, en comparación con el 13% que estaban bajo el cuidado de un médico de familia.

 

El latigazo cervical es una lesión muy común que es generalmente causada por accidentes automovilísticos. Si recientemente ha tenido un accidente de coche y está sufriendo rigidez en el cuello, falta de movimiento en el cuello, dolores de cabeza o sensibilidad, se dará cuenta de que un médico quiropráctico particular puede corregir notablemente el problema. Esto es también más costo efectivo. Se ha demostrado que los pacientes que buscan atención quiropráctica por el desplazamiento gastan un 40% menos en su factura global de salud que los pacientes que usan tratamientos no quiroprácticos.

 

La necesidad de cirugía también se reduce considerablemente cuando se incorpora atención quiropráctica en su plan de tratamiento, por lo que se recomienda que visite a un quiropráctico tan pronto como pueda luego de un trauma o lesión.

 

Además, un quiropráctico le puede asesorar sobre cómo mantener su propio manejo del dolor a través de una serie de ejercicios, posiciones y orientación alimentaria. De esta forma, el cuidado quiropráctico puede ofrecer beneficios a largo plazo para las personas con dolor crónico.

 

Llámenos hoy para averiguar más acerca de nuestro servicio de quiropráctica.